Cursos gratuitos de programación te pueden cambiar la vida

Cursos gratuitos de programación te pueden cambiar la vida

Descubriendo la vocación
‘Jamás había estado en un taller así; aprender este tipo de cosas no es algo a lo que se pueda acceder fácilmente. Fue una gran ayuda para lo que quiero en el futuro: estudiar Ingeniería’. Son palabras de Maximiliano Navia, estudiante de 2° medio que acaba de terminar uno de los 5 cursos impartidos por la ‘1ª Escuela Tecnológica de Verano’ de la U. Católica, que se realizó en el Campus San Joaquín.

Desde programación de videojuegos a la creación de robots: ese fue parte del programa de 2 semanas de clases intensivas para cientos de alumnos de 7° básico a 2° medio de colegios de todo Santiago. Aparte de ser gratuitos, otra gracia de los cursos es que los muchachos pudieron aprender temas que en las escuelas en general pasan de largo. ¿Por ejemplo? Cómo crear un robot pieza por pieza.

Miguel Torres, académico de Ingeniería UC a cargo de esta experiencia, destaca que estas experiencias intensas de aprendizaje práctico suelen ser muy útiles para encontrar la vocación. ‘Lo más valioso es el acercamiento al desarrollo de esa tecnología, porque así ven si les gusta o no. Hay muchos alumnos que están entusiasmados; algunos preguntaban si podían seguir programando en sus casas y nosotros les dijimos que sí, por supuesto’.

Acá hay pega
Una gracia de las áreas de la programación y robótica es su notable proyección laboral. Según cálculos de la Asociación Chilena de Tecnologías de Información (ACTI), para el 2020 Chile necesitará 70.000 nuevos trabajadores capacitados en programación. Y muchos de ellos, aprobando cursos de introducción relativamente breves, sabrán pronto si tienen dedos para el piano.

Y así estarán listos para comenzar a buscar pega y seguir capacitándose.

Marcelo Román, gerente general de ACTI, explica por qué se necesitan tantos técnicos en esta área. La clave es que hay una gran demanda de todo tipo de empresas por gente que sepa programar. ‘Lamentablemente, las instituciones de formación están entregando una cantidad bien acotada del capital humano, además de competencias que no son requeridas por la industria. Se produce un problema doble: pocos especialistas y una calidad por debajo de lo que estamos esperando’, lamenta.

Cursos gratuitos
Ya de adultos, una buena oportunidad para aprender a programar la ofrecen los cursos gratuitos de programación que organiza la Fundación Kodea. Apoyados por la ACTI y CORFO, se imparten regularmente en sedes de Duoc UC.

‘En el fondo, te abre una oportunidad laboral súper buena. A muchas les cambia la vida: es una buena oportunidad para quienes les gusta el área informática’, destaca María José Zúñiga, quien aprobó el diplomado de programación en Java y .NET. En este caso, se trató de un curso intensivo que dura un semestre para mujeres que deseen aprender informática; hasta el momento, tiene a 71 alumnas diplomadas.

El foco de este programa es insertar rápidamente a sus participantes en el mundo laboral. ‘Al mes ya estaba trabajando’, comenta Constanza.Recuadro :Para conocer los requisitos e inscribirse a estos cursos, revisa:

http://www.kodea.org/